Archivo de la etiqueta: Reflexiones de viernes

Corrupción en las venas

Estándar

Cada día se me hace más insoportable la indecencia de algunos de nuestros representantes populares, entendiendo como populares, aquellos políticos elegidos democráticamente por el pueblo. Y ya no os cuento lo indecentes que me parecen algunos representantes populares y ahora sí, entendiendo como populares aquellos políticos afiliados al PP.

corrupciónDesconozco en que escuela estudiaron conceptos como honradez, interés general y decencia. Supongo que se saltarían esas clases para inyectarse las primeras dosis infantiles de corrupción en las venas. Y tras años de “chutes de corrupción” no es de extrañar que vivan colgados y pululen como insectos venenosos en una realidad en la que se insulta día tras día la inteligencia de los ciudadanos.

   Corrupción, robo, estafa, impunidad

Tenemos unos políticos a los que “nunca les consta nada”, tenemos unos políticos con patrimonios multimillonarios, tenemos unos políticos pagados por grandes multinacionales, tenemos unos políticos que no hablan el lenguaje del pueblo…

Tenemos unos políticos arrogantes, endiabladamente mentirosos que se sosprenden, indignan y no dimiten, y sobre todo tenemos unos políticos que juran por su vida que no todos son iguales y que la gran mayoría tienen una carrera limpia y transparente.

Preocupante, muy preocupante. Parece ser que la minoría corrupta mantiene en jaque a la inmensa mayoría de políticos limpios, pulcros y de honrado vivir. La única conclusión que puedo sacar es que el país está muy enfermo, bastante más enfermo de lo que pensaba…Y mientras, los ciudadanos continúan con sus quehaceres cotidianos, silenciosos para no molestar, siguen cavando su propia tumba. Creo que ya es hora de que dejemos de cavar y salgamos cuanto antes del hoyo en el que nos encontramos…

Anuncios

Al borde de un ataque de nervios

Estándar

Pongo título algo “Made in Almódovar” porque políticos, patronal, sindicatos, banqueros, y otros seres, me tiene un poco hasta las narices. Se piensan que nos chupamos un dedo y que con eso tenemos para comer y además, como valor añadido, ser felices. Es que esto ya es el colmo de los colmos. Y más que indignada, estoy enfadada.

Nos pisotean, nos vierten toda su basura encima, y tan contentos.  Tenemos que ser respetuosos, coherentes con nuestro principios pacifístas, tolerantes y dispuestos al diálogo en todo momento. Pero estoy cabreada y harta de que algunos de los representantes del pueblo- por no decir todos – se rían de todos aquellos que  no les hemos votado. Lo digo, porque aquellos que sí han votado a sus señorías, me da lo mismo el color de sus papeletas, parece que aceptan las osadías, mentiras, y tomaduras de pelo.

Y antes de que alguien se aventure a llamarte vaga, maleante, insolidaria, pasota o vete tú a saber qué, tengo que decir que sigo creyendo en la POLÍTICA con mayúsculas, que si volviera a nacer, quizás elegiría ser representante del pueblo, no para conseguir una pensión a perpetuidad, no para llenarmen los bolsillos, no para hacer amigos poderosos. Me haría representante del puebo para recuperar la dignidad de una profesión prostituida. No señorías, no quiero acatar ni sus normas ni las de sus plañideras.

 

Los abusos de movistar

Estándar

Copio parte de un texto que me ha llegado por correo y me ha servido para “entender” que estaba pasando con mi teléfono móvil. Movistar ha activado, sin permiso previo de los usuarios, un servicio de grabación de mensajes, para contactar con otros móviles que tienen el buzón de voz desactivado.

Ahora, cuando llamas a alguien que está comunicando o tiene el teléfono apagado, te “IMPONEN” una grabación para que dejes tu mensaje en voz, y ellos muy amablemente, y POR SUPUESTO COBRANDO,  envían un sms al destinatario. Es decir, el clásico servicio de “aviso de llamada perdida” o “el usuario está comunicando” o “el terminal está apagado o fuera de cobertura” se ha transformado en un buzón de voz encubierto.

Yo ya me he dado de baja, tras dos intentos infructuosos, de saber que estaba ocurriendo. Hoy ha habido suerte, al menos de momento, y me han desactivado muy amablemente este “nuevo servicio de grabación de llamadas perdidas”

Mensaje recibido:

 ¡Tremendo morro de MOVISTAR!

 

Desde el pasado Domingo Movistar esta activando un nuevo servicio de “Aviso de Llamadas Perdidas”

Hasta ahora, cuando llamabas a un Movistar y tenía el Buzón activado, este saltaba y te cobraban mínimo el establecimiento de llamada, además de la tarificación que correspondiera según el tiempo que estuvieras dejando el mensaje. Por eso la mayoría de la gente desactivaba el Buzón de Voz.

Con este nuevo Servicio” cuando llamas a un Movistar sin buzón, tras unos cuantos tonos de llamada, salta una locución que te dice que puedes dejar un mensaje de voz que le llegará al destinatario traducido a texto en forma de SMS. Lo que no avisan es que te cobran como cualquier llamada (establecimiento más tarificación en segundos). Es decir sin comerlo ni beberlo, te colocan un Buzón de Voz para seguir recaudando sin tu consentimiento.

 

YO HE LLAMADO AL 1004 PARA DESACTIVARLO.

 

SPENT: Jugando a ser pobre

Estándar

Estaba repasando algunos boletines de noticias y me he encontrado con que alguien desde una tribuna de oradores pronosticaba que el precio del agua subirá un 50% en los próximos años. Dicho esto y repasando algunos sueldos de directivos y consejeros de administración con los salarios del resto de los “mortales”, me dije, sencillamente escandaloso.

Enfadada por estas situaciones futuras de atracos globales o atracos de guante blanco, continué con mis quehaceres cotidianos. Y en este caso enlacé con una información de la BBC en la que recogía una nota de un juego en red para superar un situación concreta en la que se tiene que vivir con 1000 $ (721,60 euros) y uno se encuentra sin trabajo, sin casa y por supuesto sin más dinero del que te entregan al iniciar el juego.

Según los creadores del juego en red, una agencia de publicidad en colaboración con una ONG de Estados Unidos, se trata de crear empatía con la realidad de más de 40 millones de estadounidenses que viven por debajo del umbral de la pobreza. Evidentemente, la página está en inglés y cuando concluyes el juego se te pide de forma voluntaria un donativo.

Yo he tomado las decisiones más o menos adecuadas y he llegado a fin de mes, pero lo que no sé es cómo me las arreglaré los próximos 30 días. Quizás a alguien en España se le ocurra hacer lo mismo y nos organice un jueguecito similar para ver si podemos hacer frente a las hipotecas, a los recibos de luz, agua, recibos comunidad, teléfonos móviles y fijos, Internet, autónomos, ITE, IVA, IBI, tasa de basuras, plan de jubilación, cuota tarjetas de crédito, etc, etc, etc.

Pantalla de juego en línea Spent

playspent.org

 

Jubilarse a los 67 años

Estándar

A este paso ni tiempo vamos a tener para hacer testamento y dejar en herencia nuestras deudas. Sí para salir de la crisis recortamos los sueldos, ampliamos las jornadas laborales y además tenemos que trabajar más años antes de jubilarnos, pienso yo, que más que un departamento de recursos humanos en las empresas deberían empezar a instalar oficinas móviles funerarias.

   El zumo de naranja que me he tomado esta mañana sigue dando vueltas en mis “tripas” y aunque he notado como en varias ocasiones ha intentado salir hacia el exterior, lo retengo porque quizás sean las pocas vitaminas que mi cuerpo asimile en algunos días. Y desde luego que las necesito para mantener mi equilibrio emocional estable.

   Era cuestión de tiempo que los nuevos proyectos para “sacar a flote” la patética economía nacional tuvieran nombre y apellido y por supuesto, difusión nacional. Que podemos esperar de un país de “charanga y pandereta”. Que podemos esperar de un país en el que los dirigentes sindicales sólo condenan determinadas medidas y no se ponen en pie para decir basta. Que podemos esperar de un país en el que estamos financiado “humanitariamente” a la banca para que siga gestando beneficios. Que podemos esperar de los ciudadanos de a pie que llevamos desde hace muchos meses mocasines de acero para resistir los continuos pisotones. POCO POR NO DECIR NADA.

   Yo espero MENOS y algunos amigos esperan MENOS AÚN. Estoy decepcionada, no de un gobierno ni de una oposición, a los que nunca voté aunque acudía a las urnas. Estoy decepcionada de la resistencia con el único objetivo de resistir. Estoy cansada de ir ventanilla tras ventanilla y volver a casa con la misma cantinela. Estoy cansada de levantar el teléfono y encontrar una línea medio muerta. Y estoy cansada porque encima de hipotecar mi vida material quieren hipotecar mis sueños. Y yo DIGO NO.

   Quiero disfrutar de mi vida y quiero disfrutar de mis cosas. No quiero más dinero, quiero calidad de vida y eso trabajando de sol a sol es imposible. No soy funcionaria, no soy política, no soy sindicalista, no soy directiva. Simplemente soy una trabajadora que disfrutaba y amaba su trabajo, hoy no lo tengo, que salía de su casa a las ocho de la mañana y  volvía a las ocho de la tarde. Mala vida futura me espera si me obligan a extender mi vida laboral hasta los 67 años. Y no lo digo solamente porque casi tenga que ir con decenas de arrugas en mi cara y en mi mente, lo digo porque el sistema corrupto y poco operativo en que nos ha tocado vivir se habrá añadido a nuestra sangre y formará parte de nuestros componentes genéticos elementales.

  

La “beatificación” de Obama

Estándar

   Pocos minutos antes de las once de la mañana casi se me atraganta el café al escuchar que la Academia Sueca de las Ciencias le había concedido el Nobel de la Paz a Barak Obama. Imposible, me dije. Escuché atentamente pero tuve que esperar un poquito más de tiempo para cerciorarme de que no fue un lapsus informativo. La Academia Sueca se había vuelto loca, lo digo con todo el respeto del mundo.

   Tengo que reconocer que estos premios siempre me han infundido bastante respeto, al igual que en su día también lo tuve hacia la ONU, la Organización de Naciones Unidas.  Hoy, desconfío de Naciones Unidas y me da una pena terrible ponerle un gran interrogante a la Academia Sueca. Estoy convencida de que ambas organizaciones son buenos modelos para la gestión del orden y la convivencia mundial, sin embargo, su forma de hacer las cosas me produce a veces unas nauseas terribles.

   El Yes, we can del presidente Barak Obama ha conseguido hipnotizar a un, supuestamente, grupo de pensadores ilustres y les ha lavado el cerebro con frases tan simples y evidentes como las que hace unos años  escribió Eckhart Tolle en su obra El Poder del Ahora. Fue un Best-Seller. Obama parace ser The Best and The Most Wonderful Man in the World (El hombre más bueno y más maravilloso del mundo).

   Yo creo que antes de conceder un premio de tal calibre habría que esperar a que Obama cumpla con todas sus promesas de paz en el mundo. Por cierto, que esta frase me trae a la cabeza una película divertida de Sandra Bullock, en la que sus compañeras de reparto, aspirantes a misses decían que su gran sueño era, la paz en el mundo. En fin, coincidencias.

   El mundo se ha encandilado con la belleza de Obama, y al fin y al cabo, lo único que ha hecho hasta ahora es llegar a la Casa Blanca siendo afroamericano. Ha hecho grandes discursos, ha prometido grandes cosas, y ha vuelto a hablar de paz y desarme en las zonas más conflictivas e inestables del planeta. Pero que yo sepa, son sólo palabras, que aunque van acompañadas de grandes gestos mediáticos, no han conseguido ni siquiera una firma.

  ¿Acaso tenemos un fecha para la creación del Estado Palestino? ¿Tenemos un calendario con fechas para el desarme nuclear en Estados Unidos? ¿Tenemos condenas eficaces y económicas para la violación constante de los derechos más básicos en China? ¿Dejaremos de estrujar a los países del Sur? ¿Penalizaremos a las empresas occidentales que explotan laboralmente a menores, mujeres y ancianos en India?

   Que yo sepa no. Por este motivo creo que un recien llegado cargado de buenas palabras y buenas intenciones (se supone) no se merece el Nobel de la Paz. Todos sus esfuerzos son aún una obra en marcha.

 

Soul con sabor a chicle

Estándar

   Es un post inevitable y es que Michael Jackson se merece algunas líneas para rendirle tributo. Nunca he comprado sus discos ni tampoco he asistido a sus conciertos pero tengo que reconocer que fue un personaje único, diferente a lo que se estaba haciendo allá por la década de los 80. Era energía pura sobre un escenario y un interprete magnífico. De hecho creo que su video Thriller es una de las pesadillas mejor contadas. 

   Recuerdo que hace muchos años veía una serie de dibujos animados titulada los Jackson five, curioso verdad. Pues de ahí a Bad, Thriller, Billie Jean o Black or White tuvieron que pasar algunos años más. Michael Jackson ya se estaba construyendo su título de estrella del pop, o como dicen por ahí, estaba poniendo en marcha un tipo de soul con sabor a chicle.

   Anoche cuando leía la noticia de su muerte, antes de que los medios se adueñaran de su vida y andanzas hasta la saciedad, pensé que si no sería un montaje para promocionar su nueva gira. Lamentablemente, no fue así. Hubiera sido apoteósico y muy en la línea de Jackson. Ahora no me queda más remedio que comprar un recopilatorio de esos que no tardarán en salir al mercado para colocarlo en mi fonoteca particular. No es el tipo de música que suelo escuchar pero me parece impresionante su ritmo, su forma de interpretar y su forma de vender la música. 

The way you make me feel – Michael Jackson

Nota: La inserción del video está desactivada en You tube. Ver video en MTV Music. Gracias.